Terapia psicológica en Granada y online

Terapia psicológica en Granada y online

 

Dar el paso de ir a terapia puede ser difícil, pues es normal sentir miedo a enfrentarte a aquello que te está produciendo malestar. Pero también es muy valiente, pues significa que eres una persona que está dispuesta a llevar a cabo ese proceso para mejorar su vida.

Mi nombre es Isabel, y soy psicóloga sanitaria especializada en población joven y adulta. Te ofrezco un espacio seguro donde poder expresarte sin miedo a que te cuestionen o culpen, un lugar de escucha y respeto en el que te acompañaré y guiaré para ayudarte a conseguir tus objetivos.

 

Dar el paso de ir a terapia puede ser difícil, pues es normal sentir miedo ante la idea de enfrentarte a aquello que te está produciendo malestar. Pero también es muy valiente, pues significa que eres una persona que está dispuesta a llevar a cabo ese proceso para mejorar su vida.

Mi nombre es Isabel, y soy psicóloga sanitaria especializada en población joven y adulta. Te ofrezco un espacio seguro donde poder expresarte sin miedo a que te cuestionen o culpen, un lugar de escucha y respeto en el que te acompañaré para  ayudarte a conseguir tus objetivos.

«La curiosa paradoja es que cuando me acepto a mí mismo puedo cambiar». Carl Rogers.

¿Quién soy?

Mi nombre completo es Mª Isabel Salguero Arnaiz, y soy psicóloga general sanitaria con número de colegiada AO-11099. Me gradué en psicología por la Universidad de Granada, para posteriormente cursar el máster de psicología general sanitaria por la Universidad de Jaén. Aunque suene a tópico, sí que supe siempre que quería estudiar psicología. 

¿Quién soy?

Mi nombre completo es Mª Isabel Salguero Arnaiz, y soy psicóloga general sanitaria con número de colegiada AO-11099. Me gradué en psicología por la Universidad de Granada, para posteriormente cursar el máster de psicología general sanitaria por la Universidad de Jaén. Aunque suene a tópico, sí que supe siempre que quería estudiar psicología. 

Modalidad de la terapia

Terapia presencial

Si vives en Granada tienes la oportunidad de que las sesiones sean presenciales dentro del entorno seguro que proporciona la consulta de psicología. 

Terapia online

Si no vives cerca de Granada y aun así te gustaría hacer terapia conmigo, o llevas un ritmo de vida ajetreado y prefieres ahorrar tiempo de desplazamiento, esta es tu mejor opción.

¿En qué puedo ayudarte?

Cada persona es única, y por lo tanto me gusta analizar lo que le ocurre de forma personalizada. Solo así puedo llegar a tener una visión global del problema y trabajar en aquello que realmente hará que pueda mejorar su bienestar psicológico. En la actualidad trabajo con población joven y adulta, dentro de las áreas en las que estoy más especializada, que incluyen ansiedad, depresión, fobia social, autoestima, estrés, gestión emocional, fobias, duelo, apoyo psicológico en enfermedades crónicas, dependencia emocional, violencia de género, crisis vitales o crecimiento personal. De todas formas, si sigues teniendo dudas sobre si puedo ayudarte, puedes preguntarme sin ningún compromiso.

Ansiedad

Vivir en un estado de activación constante o teniendo una percepción de peligro persistente es agotador, y si alguna vez has tenido ansiedad, sabes bien que las sensaciones que se experimentan pueden ser realmente desagradables. Pero a veces, casi peor que esos síntomas puede ser la incomprensión de los demás.

Fobia social

Como seres sociales que somos, las relaciones con los demás tienen una gran importancia en nuestra vida. Y precisamente por esta razón, pueden ser motivo de ansiedad y preocupación. El problema viene cuando el nivel de ansiedad es tan elevado que acaban por provocarnos un malestar significativo e interferir en nuestro día a día.

Depresión

Cuando la tristeza llega para quedarse podemos sentir que nuestra vida ha perdido todo su sentido, y es común que dejemos de tener ganas de hacer cualquier cosa, incluso aquellas que antes disfrutábamos. Solo quien ha pasado por eso sabe realmente lo difícil que es intentar seguir adelante con tu vida sintiéndote así. 

Ansiedad

Vivir en un estado de activación constante o teniendo una percepción de peligro persistente es agotador, y si alguna vez has tenido ansiedad, sabes bien que las sensaciones que se experimentan pueden ser realmente desagradables. Pero a veces, casi peor que esos síntomas puede ser la incomprensión de los demás.

Fobia social

Como seres sociales que somos, las relaciones con los demás tienen una gran importancia en nuestra vida. Y precisamente por esta razón, pueden ser motivo de ansiedad y preocupación. El problema viene cuando el nivel de ansiedad es tan elevado que acaban por provocarnos un malestar significativo e interferir en nuestro día a día.

Depresión

Cuando la tristeza llega para quedarse podemos sentir que nuestra vida ha perdido todo su sentido, y es común que dejemos de tener ganas de hacer cualquier cosa, incluso aquellas que antes disfrutábamos. Solo quien ha pasado por eso sabe realmente lo difícil que es intentar seguir adelante con tu vida sintiéndote así. 

Patologías digestivas y
otras enfermedades
crónicas

Vivir con una enfermedad crónica es como caminar con una piedra en el zapato. En función de una mejora o empeoramiento de los síntomas esta piedra será muy grande y nos dolerá mucho al andar, o será más pequeña, generándonos molestia. Pero aun en el último caso, el hecho de tener esta molestia constante de la que no puedes librarte, ya genera malestar por sí mismo. Convivir con una enfermedad crónica no es solo la parte física, tiene también consecuencias a nivel psicológico. Lidiar con la incomprensión también puede ser uno de los grandes retos.

Violencia de género

Casi sin darnos cuenta podemos vernos atrapadas en una relación abusiva o de dependencia emocional, o sufrir algún otro tipo de violencia de género. Siempre pensamos que esas cosas les suceden a otras personas, pero no a nosotras mismas, por eso es muy normal que aparezcan sentimientos de vergüenza que nos frenan a pedir ayuda. También es posible que te hayas quedado marcada por esas vivencias, sintiendo que ha dejado una huella irreversible en tu autoestima o en cómo eras antes que hará imposible volver a tener una vida normal o una relación sana.

Patologías digestivas y
otras enfermedades
crónicas

Vivir con una enfermedad crónica es como caminar con una piedra en el zapato. En función de una mejora o empeoramiento de los síntomas esta piedra será muy grande y nos dolerá mucho al andar, o será más pequeña, generándonos molestia. Pero aun en el último caso, el hecho de tener esta molestia constante de la que no puedes librarte, ya genera malestar por sí mismo. 

Violencia de género

Casi sin darnos cuenta podemos vernos atrapadas en una relación abusiva, o sufrir algún otro tipo de violencia de género como acoso o agresión sexual. Siempre pensamos que esas cosas les suceden a otras personas, pero no a ti misma, por eso es muy normal que aparezcan sentimientos de vergüenza que nos frenan a pedir ayuda. 

Preguntas frecuentes

En las primeras sesiones tiene lugar una primera toma de contacto que nos servirá tanto para empezar a establecer un vínculo de confianza, como para llevar a cabo la fase de evaluación, cuya duración suele oscilar desde una a varias sesiones. En esta fase evaluaremos, siempre desde el motivo de consulta que te ha llevado a acudir a terapia,  las diferentes variables y circunstancias vitales que han contribuido a que te encuentres así. De esta forma, una vez analice esa información, te explicaré tanto cómo has llegado a ese punto, como qué podemos trabajar para cambiar o mejorar aquello que está produciendo un malestar en tu vida. Y a partir de ahí comenzaría la etapa de intervención, en la que trabajaríamos en cada sesión para alcanzar los objetivos establecidos en terapia.  

Esta es una pregunta muy difícil de responder, pues depende de muchos factores, sobre todo de la problemática que presente la persona, y de la persona misma. La terapia psicológica trata con seres humanos, únicos y complejos, cada cual con sus propia historia y circunstancias personales. Habrá quien necesitará 6 meses; quien, en 4 meses, presente una mejoría considerable, y habrá quien necesite un año. Repito, el proceso terapéutico es algo muy personal, por lo que no debes compararte con nadie. Lo que sí es cierto es que, como profesional, mi deber es fomentar que la terapia dure lo menos posible, es decir, que la persona deje de necesitarme cuanto antes, pues esto es signo de éxito terapéutico. 

Si quieres pedir cita la opción más recomendable por ser más rápida es llamarme por teléfono o escribirme un whatsapp solicitándola, aunque también puedes escribirme un email o rellenar el formulario de contacto. Te asignaré una cita teniendo en cuenta tu horario de preferencia (mañana o tarde) siempre intentando encontrar un hueco que te venga bien, dentro de la disponibilidad de mi agenda.

Como psicóloga sanitaria mi deber profesional y moral es el de trabajar con el objetivo de ayudar a las personas a sentirse mejor. Para ello cuento no solo con el grado en psicología y el máster en psicología general sanitaria que me habilita para ejercer la psicoterapia, sino con mucha formación complementaria, así como experiencia que me capacitan para intervenir con población adulta. No obstante, la psicología engloba muchísimas especialidades diferentes; y además, soy humana, y como tal acepto que es imposible que sea capaz de ayudar a todo el mundo. Por ello, si siento que el problema de la persona que acude a consulta se escapa de mis capacidades, no te preocupes porque tiene solución. Te derivaré a algún/una compañero/a que sí cuenten con formación y experiencia sobre el motivo de tu consulta.

Las sesiones tienen una duración aproximada de una hora. Alguna vez, este tiempo puede acortarse, aunque sobre todo alargarse ligeramente, en función de las necesidades de la sesión. Pero no debes preocuparte, nunca se te cobrará más dinero del precio acordado por sesión aunque esta se alargue un poco.

Para poder elegir la modalidad online solo necesitas tener una buena conexión a internet y pinchar el enlace que te envíe justo antes de empezar la sesión. No obstante esto puede variar un poco, pero siempre te explicaré todos los detalles y resolveré tus dudas antes de empezar. Es importante tener en cuenta de que en esta modalidad la sesión se debe abonar antes de la misma, al contrario que ocurre con la modalidad presencial.

Pregunta sin compromiso

Puedes preguntarme cualquier duda que tengas sin ningún compromiso.
Horario de atención: De lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30

Teléfono/whatsapp: 621266708

Email: info@isabelsalgueropsicologa.es

Dónde estoy: Actualmente colaboro con el centro sanitario de psicología Bonhomía, ubicado en la calle Azorín, nº10, Granada.